La cerveza no es sólo para hombres

La cerveza no es sólo para hombres

El sabor y el gusto por la cerveza las llevó a evolucionar su afición por esta bebida en negocio y proyecto de vida; con poca infraestructura, con conocimientos básicos y una inversión dieron el salto al pasar de consumidoras a creadoras de cerveza artesanal con la oportunidad de mostrar que esta bebida no es sólo para hombres, pues es un producto universal.

Este es el caso de Itzel Maldonado, Frida Salazar Balmori y Janine Rodríguez quienes emprendieron en el negocio junto a su pareja, hermanos o amigos, en donde consultaron expertos, complementaron sus estudios y se adentraron en el mundo de la cerveza artesanal, misma que reconocen aún tiene un mercado incipiente, ya que en el país existe un mayor consumo de bebidas comerciales o industriales, al respecto Janine detalló que 56 por ciento de los mexicanos toma cerveza y sólo el 1.6 por ciento es producto artesanal.

Gracias a un evento con motivo del día de la mujer en The Beer Company Balmori constataron que aún son pocas las mujeres que se dedican a este mercado pero al mismo tiempo celebraron que cada día hay más en un sector que muchas veces se piensa que es de hombres y para hombres, y reconocieron que la mayoría de las féminas están fuera de la producción, pues son más las que se dedican a la venta del producto, planeación y la administración de sus negocios.

Salazar, quien organizó una cata hace unas semanas, destacó que además de adentrar a las mujeres en el mundo de la cerveza, este tipo de eventos ayudan a eliminar prejuicios, “es la oportunidad de enseñar a las mujeres que la cerveza no es sólo de hombres”, y detalló que en The Beer Company Balmori se inspiraron en las escuelas principales que son la belga, alemana, inglesa y americana para crear cervezas artesanales en el país, y agregó que también se debe enseñar al consumidor qué debe encontrar y qué debe apreciar de la cerveza, para una mejor experiencia.

Frida, quien cursa un diplomado en Beer Somelier y es informática de profesión, agregó que también hay chicas que dicen que no les gusta la cerveza, sin conocerla del todo pues aseveró que es muy arriesgado decir no me gusta, cuando no has probado de diferentes estilos para verdaderamente decir que no es una bebida de su estilo.

En tanto, Janine de la Cervecería Tatuaje, quien estudió psicología social y está graduada en Beer Sommelier internacional, dijo que otro de los errores en el consumo es la creencia de que las dulces o frutales son dirigidas para mujeres, hecho que calificó como un grave error, pues dijo que muchas veces esa es la primera recomendación que se hace en algunos lugares para ellas, por lo que acotó que la forma de encontrar la mejor cerveza es seguir probando de entre todos los estilos. Detalló que en Tatuaje, para salir de los sabores convencionales, producen cervezas con un toque de whisky, brandy de jerez y centeno.

Retos físicos y sociales

Frida, Janine e Itzel coincidieron que uno de los mayores retos para la elaboración es en el aspecto físico, pues requieren cargar ollas pesadas, pero reconocen que hay mujeres en el gremio que elaboran un tipo de cerveza completamente solas y destacan que el sector es muy solidario, por lo que no hay diferencias por ser mujer; sobre el tema Rodríguez, quien cuenta con certificación beer taster, detalló que la preparación conlleva todo un proceso desde “molienda, limpieza de equipo, embotellado, jornadas superlargas y pesadas, ponerte la faja y cargar costales”.

En tanto, el principal reto en el negocio es hacerse de una imagen y romper paradigmas, señaló Salazar Balmori, quien estudió un diplomado para ser beer sommelier, y apuntó que en sus inicios le llegó a pasar que en los eventos se dirigían a su pareja o hermano, pues en algunas ocasiones “cuesta que te la crean”, sin embargo destacó que nunca ha recibido un mal trato, sobre todo cuando se dan cuenta que sabes de la materia.

 

Mercado creciente

Las cerveceras destacaron que el consumo artesanal ha ido creciendo, principalmente por el gusto de probar cosas nuevas, por eso una de sus principales formas de dar a conocer su producto es a través de eventos por fechas específicas y catas para invitar a probar distintos estilos y sabores; Maldonado, de la Cervecería Dos Palomas, señaló que ahora la gente busca más allá de lo comercial y se “arriesga por algo diferente” aunque reconoce que hay datos que los alejan del producto, al considerar que es más cara, dado por la elaboración, y que se trata de un alimento gourmet.

“Somos muy cerveceros y evolucionamos al negocio” señaló Maldonado al recordar el momento en su pareja y ella, quienes son arquitectos de profesión, analizaron el tema para iniciar el proyecto que ahora considera “una aventura y experiencia de vida muy interesante”.

Sobre el consumo de la cerveza artesanal detallaron que actualmente se dedican principalmente al mercado en la Ciudad de México en el caso de Rodríguez, lo han llevado a Playa del Carmen.

Conseguir la mejor cerveza, de gran calidad

Además su compromiso no es sólo con las mujeres, sino con los consumidores, pues a ambos les encanta la cerveza, ya cada uno escoge su estilo que pueden ser negras, robustas, frutales y más.

La inquietud para probar

Para seguir impulsando el consumo de la cerveza artesanal continuarán realizando eventos como catas donde incluyen, como es el caso de Balmori, quien gusta de realizar catas contrastantes como aquellas en las que han incluido helados artesanales, cardamomo, jengibre, chocolates artesanales, mole, queso de cabra, así como rosca de reyes y tamales para el Día de Reyes y Día de la Candelaria.

Janine señaló que quién no conoce la cerveza artesanal y prueba una que no esté en las mejores condiciones se va a quedar con la idea de que eso es una cerveza artesanal, por lo que insistió en que la gente debe probar de varias para conocer las diferencias.

En tanto, Maldonado pidió a los consumidores “no conformarse con lo comercial y arriesgarse por algo diferente”.

A las mujeres que quieren adentrarse en el mundo de la cerveza artesanal les recomendaron aventurarse con un plan claro y los estudios necesarios, y que se la crean para seguir abriendo espacios para que el gremio ya no parezca sólo de hombres.

Frida reiteró que las mujeres deben seguir abriéndose espacios para romper estereotipos, tanto sobre la participación de la mujer en la elaboración de cerveza artesanal como en el consumo de ésta, pues dejar atrás las ideas de que “las mujeres no toman” o que” las que toman son marineritos”.

Janine agregó que le gustaría que las mujeres estén más involucradas en el tema como en el caso de otros países donde destacan como catadoras y jueces, y lamentó que no exista educación y regulación en el tema artesanal, por lo que recomendó a quienes quieres ser parte del sector a capacitarse, motivarse y acercarse a las asociaciones para impulsar su proyecto.

Hasta el momento las tres cerveceras enfocan su mercado en la Ciudad, pues sólo han llevado pequeños lotes a Guadalajara y Valle de Bravo, en Dos Palomas y Playa del Carmen en el caso de Tatuaje.

Fuente: https://www.razon.com.mx/mexico/la-cerveza-no-es-solo-para-hombres/

Deja una respuesta