Introducción a la cerveza
Beer Glass And Hops

Introducción a la cerveza

Vaso de cerveza y lúpulo.
Desde su origen, hasta la actualidad ha intrigado a muchas personas. En la escena cervecera de hoy en día, podemos ver cervecerías artesanales, multinacionales y cerveceros caseros que la elaboran usando unos cuantos ingredientes para producir una compleja bebida que todos amamos.
La cerveza varía en colores, aromas, sabores y texturas. Aquí hablaremos de esta bebida tan popular que se disfruta vaso a vaso, con la intención de fomentar el interés en ella, en el arte de su elaboración y su disfrute en general. Queremos ser tu guía en el mundo cervecero y aportar información para que desarrolles un gusto personal y encuentres tu estilo de cerveza favorito.

¿Qué es la cerveza?

Existen muchos estilos, a veces tan diferentes entre sí que es difícil creer que están elaboradas a partir de los mismos ingredientes y esa es la belleza de esta bebida. Si bien todas se elaboran con los mismos ingredientes (agua, malta, lúpulo y levadura), los resultados son muy diferentes.
  • Agua. Es el ingrediente de mayor volumen (90% aproximadamente). Su composición química y mineral afecta el resultado final, por lo tanto es necesario que la fuente sea limpia y pura. Algunos cerveceros alteran el contenido mineral para obtener cualidades específicas y poder reproducir el estilo una y otra vez.
  • Malta. Comienza como cebada, un cereal producido en todo el mundo. El origen y la variedad afectan el perfil de su sabor. Para su uso, se debe maltear el cereal, proceso en el cual los granos de cebada se dejan en remojo hasta que germinan y luego se tuestan. De acuerdo a cómo se realice el tostado, se obtendrá una malta más o menos tostada que le otorgará diferentes características.
  • Lúpulo. Es el ingrediente más asociado a esta bebida. Es una flor responsable del amargor, sabores y algunos aromas. Además de estas características, ayuda a conservarla y equilibrar el sabor dulce y empalagoso de la malta. Existen decenas de tipos de lúpulo los cuales se seleccionarán para el proceso de elaboración de la cerveza de acuerdo al sabor y aroma que se desee resaltar. El lúpulo puede ser picante, cítrico, terroso o con toques florales y dependiendo el momento en el proceso de elaboración que se agregue aporta diferentes características.
  • Levadura. Es un microorganismo esencial, sin este simplemente no habría cerveza. Convierte el mosto (líquido producido en la primera parte del proceso de elaboración) en alcohol y otros sabores al momento de consumir el azúcar de éste. Existen dos especies que son las más utilizadas, una que fermenta a temperaturas más altas y crea la familia de las cervezas Ale y otra que fermenta a temperaturas bajas y crea la familia de las cervezas Lager.
Un vez dicho esto, cuanto más sepas, más lo disfrutarás. Atrévete a conocer el mundo de la cerveza.

Deja una respuesta