Aprende a maridar con cerveza

Aprende a maridar con cerveza

Estos son los tipos de cerveza que puedes maridar con tus platillos favoritos

La tendencia es… maridar con cerveza. El boom de las cervezas artesanales está atrayendo a los consumidores a nuevas experiencias gourmet, con sabores y aromas que garantizan una experiencia a los sentidos más reconfortantes.

 

1. Maridaje por contraste:

Ya sea el sabor del platillo o de la cerveza, toma en cuenta que uno tiene que ser más fuerte y predominar. Así tendrás una contraparte y los sabores no se opacarán.

Hamburguesas, tacos, ensaladas y en general, comida picante, se llevarán muy bien con las cervezas lagers claras, como la Rey de Diamantes. Esto es gracias a que este tipo de cerveza es de fermentación baja y su sabor no es muy amargo. Tómala bien fría, cualquier día caluroso.

 

2. Maridaje por complemento:

Junta sabores suaves con suaves y sabores fuertes con fuertes. Por ejemplo, ceviche y cerveza clara, pues ambos tienen un sabor ligero.

Combina las Porters y stouts, chocolatosas o con sabores amaderados, deleitarán tu paladar con unos afrodisíacos ostiones, o hasta con un mole, sí mole poblano. Prueba con las Alimaña double chocolate stout.

 

3. Maridaje por limpieza:

Ideal cuando el platillo es muy fuerte o picante. Limpia tu paladar con una cerveza ligera, no muy amarga.

Una carne asada, los tacos y las carnitas… todo lo mexicano, se lleva a la perfección con las Ales, ya que al ser fuertemente lupuladas, o sea, un poco más amargas, compiten mano a mano con los sabores de México. Consigue un sixpack de cervezas Cucapá.

 

4. No opacar percepciones:

No dejes que ningún sabor predomine sobre el otro y estarás a salvo. Inténtalo con quesos.

Platillos fuertes, cervezas fuertes. Las lagers oscuras (de fermentación baja, pero con mucho amargor por el tipo de lúpulo) te sabrán a gloria con un estofado, salmón o anguila. En general, la comida ligeramente más grasa. Nuestra recomendación son las Tijuana Morena, de muy buen sabor, y calidad igualable a las mejores europeas.

 

Como ves, no es nada complicado expandir tus horizontes y darle un giro más sofisticado y menos aburrido (que el clásico vino) a tu comida. Y si alguien pregunta por qué te encanta comer con cerveza, envíalo con nosotros, a este artículo.

¡Buen provecho!

Fuente: https://www.esquirelat.com/especiales/cervezas-artesanales/aprende-a-maridar-con-cerveza/

Deja una respuesta